lunes, 14 de noviembre de 2011

¡Nos vamos de fiesta!

Noches locas con amigos, celebraciones especiales con familiares, reuniones o conferencias de trabajo y... ¡unas Navidades a la vuelta de la esquina!
Seguro que muchas de vosotras ya estais pensando en cuál será el vestido que vais a lucir para esa ocasión tan importante que cada vez que lo pensais, está más cerca... ¿Cierto?


Tenemos la mala costumbre de elegir el vestido y creer que está todo hecho, cayendo en el error de restar la importancia que se merece al estilo de nuestro peinado. Sin duda, es un elemento muy importante que olvidamos sin darnos cuenta que en la mayoria de las veces, es el que nos salva del caos y convierte nuestro look en algo destacable y diferente.

Para dar con él, primero hay que tener muy en cuenta el estilismo, claramente, y decidir acorde a ello. Deben de estar en consonancia porque si este ya es de por si un tanto sencillo, lo suyo seria optar por un peinado más arriesgado y acertar.

Para empezar, no caigas en el mito de que un peinado de fiesta debe ser asociado a la idea de recogidos formales y complejos. ¡Para nada!
Cada vez, esa seriedad evoluciona hacia un nivel más desenfadado...

Un ejemplo, es el llamado "peinado despeinado". Se trata de llevar un cabello muy al natural. Para lograr este aspecto, se debe peinar el pelo de una forma muy sutil para que parezca que ni siquiera lo has hecho.


El pelo suelto siempre será una apuesta segura. Tanto liso como rizado, te hará ser tu misma en tu faceta más sencilla y espontánea pero siempre debes procurar que te dure toda la noche con productos que pontencien esta característica.

Siempre puedes llevarlo a un lado...





Lo que creemos obsoleto y pasado de moda, en cuestiones de tendencias, no hay que tenerlo muy en cuenta porque siempre vuelve. En este aspecto, "lo que se lleva", gira y siempre está inmerso en un continuo movimiento. Da mil vueltas.

De esta forma, está totalmente permitido inspirarte en peinados de otras décadas: Los años 20 son un ejemplo, así como el estilo Hollywood de los años 40, o el pin-up de los años 50...




Como observarás en estos looks, el volumen es muy importante y se buscan potenciar las ondas y el bucle natural. Puedes dejar lacia la parte de arriba y centrarte en el rizo de las puntas o bien, expandirlo por todo el cabello.




Saca partido a las ondas si practicas un pequeño recogido y amoldas el peinado manteniendo la esencia más vintage utilizando broches y adornos.





¿Tal vez te apetezca más un semirecogido? Esta forma de peinado sencillo, donde pierdes un poquito de formalidad, resalta la idea de que a veces, la simplicidad te hace elegante.


 



Ahora... ¡puedes inspirarte en las bailarinas de ballet!






Una coleta alta tambien puede ser una buena apuesta. Te estiliza el rostro, lo despeja, da importancia a los accesorios y el maquillaje, y fija toda la atención en la parte superior del vestido.



La trenza de espiga es lo más "trendy" de esta temporada. ¡Fíchala! Y si no sabes cómo llevarla a cabo, aquí te dejo un video donde te enseñan a hacerla a la perfección ;)










Y ya, por último, para acabar, mi propuesta final seria adornar con cintas o diademas, el peinado, ya sea suelto o rizado, dando un toque muy griego o étnico, como prefieras y a tu gusto... Es una oportunidad tambien para elegir un elemento combinado con los accesorios o los complementos de nuestro vestido.




¡Pues aquí teneis bastante para elegir!
Espero que os sirva de ayuda para acudir monísimas a cualquier evento ;)


2 comentarios:

  1. I have a long hair and I always keep it loose and never tied it. I love these inspirations! xoxoxoo

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa:
    desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío...
    http://todoeldiadecompras.blogspot.com
    Un saludo

    ResponderEliminar